Flipando en colores y su tarjeta de visita en bambú

Laura Llach, fundadora de flipando en colores, ha comenzado a hacer networking con su nueva tarjeta de visita fabricada en Bambú -100% reciclado- y completamente personalizada.

El proyecto de Laura nació en plena época de confinamiento y es la alternativa comestible de las típicas tarjetas postales. Sí, has leído bien: COMESTIBLE. Esta característica tan peculiar las hace únicas y exclusivas, además de que sorprenden cuando ves que ta las puedes comer.

Flipando en colores - Laura Llach
Laura Llach de Flipando en colores

La tarjeta de visita personal que ha elegido Laura es fabricada en Bambú -100% reciclado- y contiene un chip NFC que le permite compartir su Perfil-Vcard con cualquier smartphone y con tan solo acercarlo a la tarjeta. Además si el teléfono no cuenta con tecnología NFC, puede escanear el código QR que se encuentra grabado en la parte trasera de la tarjeta.

Para cualquier profesional que haga contactos comerciales, las tarjetas de visita en papel son historia. Se están reemplazando rápidamente por tarjetas o perfiles 100% digitales que facilitan compartir los datos personales con tan solo un gesto.

Muchas compañías están optando también por «jubilar» la tarjeta anticuada de papel y están dotando a sus equipos comerciales de tarjetas digitales. Los costes de impresión altos y la poca efectividad de una tarjeta tradicional, están redirigiendo el panorama hacía la digitalización de las empresas.

Tarjeta fabricada en bambú, con tecnología NFC y grabada láser en los estudios de coontact.me